La mayoría de los dueños de locales no se preocupan por dar un mantenimiento básico a las cortinas de acero, hasta que los mecanismos empiezan a fallar. Las cortinas de acero deben mantener una movilidad y lubricación al 100% para funcionar, por lo que es recomendable revisar sus componentes periódicamente para asegurarse que estén en buenas condiciones.

El engrasado regular de los cierres y guías laterales no siempre es buena idea, si se hace con grasa sólida, ya que el paso de las guías tiende a hacerse más estrecho por la densidad de este tipo de grasa, y atrapará mugre y polvo, convirtiéndose en una masa que bloqueará el mecanismo.

Lo ideal es emplear grasa líquida en botellas de spray, con el que una aplicación cada tres meses mantendrá en estado óptimo el movimiento de una puerta de acero.

En el caso del eje de la puerta, se recomienda engrasar las poleas en el punto donde interactúa con el eje, pero no engrasar los muelles ya que no tienen contacto con otra superficie y también atraparán suciedad.

Si tienes alguna pregunta envíanos un correo electrónico: monterrey@cortinaschagar.com.mx